lunes, 1 de julio de 2019

Vacaciones de verano al alcance de todos

La idea principal de las vacaciones es el disfrute en familia, sin tantas labores cotidianas, como la cocina, que acortan el tiempo de disfrute. Para ello, cuando no contamos con el dinero suficiente para cubrir gastos de restaurantes, se puede resolver a través de una buena planificación del menú de la semana.

 La idea comienza por ubicar ese sitio adecuado que ofrezca el equipamiento para preparar comidas. Podemos llevar alimentos elaborados en casa con su debida manipulación y conservación. Existen salsas, guisos y cremas para untar que son sujetos al envasado al vacío o bien congelados, cosa que significa un ahorro de tiempo en al momento de servir la comida.

Dependiendo de la distancia a recorrer y del medio de transporte disponible, también es recomendable llevar con nosotros la compra de algunos alimentos. La idea de esto es ahorrar tiempo y dinero durante la estadía vacacional.


El acarreo de estos paquetes pareciera a primera vista una incomodidad tanto de espacio como de esfuerzo, pero serán compensados con el tiempo libre ganado. Pudiéramos preparar los platos preferidos de los pequeños, así evitamos el desperdicio de comida que puede no ser de su agrado en algún que otro restaurante.

La idea es que hagamos una compra inteligente y llevemos comida que no requiera de casi preparación, sin que sea un estorbo. Incluso, se puede economizar el tema del tiempo con la posibilidad de tener dinero en 10 minutos sin preguntas. Parece un imposible, pero con ingenio se puede llegar a eso. Por ejemplo, no tiene sentido comprar arroz en casa, pero sí llevar una salsa preparada para la carne.

Otro factor a tomar en cuenta en la elección del destino, es la distancia a los sitios de interés. El interés que tengan los adultos en disfrutar del camino no lo tienen los niños. La idea es que consigamos algún sitio que no requiera de largos tiempos de desplazamiento entre las atracciones. Las vacaciones no son para pasar tedios.

Contar con hoteles o cabañas con servicio de piscina y playa a la vez es una ventaja. Todo está al alcance, por lo que se vuelve la solución ideal en este sentido. En caso de tener que desplazarnos en vehículo para algún sitio que queramos visitar, lo preferible es que haya en las cercanías la opción de alquiler de coches. Sale más económico que tomar taxis y más fácil de llevar, además.

La seguridad es otro factor a tomar en cuenta cuando viajamos en temporada alta. El sitio donde nos quedemos, y todos a los que vayamos, deben contar con guardas salvavidas e instalaciones médicas en las cercanías para casos de emergencias. La vigilancia también será importante. De nuestra parte, también debemos incluir un botiquín en las maletas. Es mejor tener todo al alcance, por si ocurre algún problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario